<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=930782846940593&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué tan eficiente es la señal "Death Cross"?

Escrito por:

En el último par de semanas, producto de la volatilidad en los mercados de capitales internacionales y los ajustes generados en diversas clases de activos, ha retomado fuerza en diversos medios el término “death cross”.

Este hace referencia al cruce de promedios de mediano y largo plazo, así como las implicaciones que este fenómeno tiene en la tendencia del mercado.

Los parámetros generalmente aceptados definen que cuando el promedio móvil de 50 días perfora al promedio móvil de 200 días uno podría anticipar una baja en los precios del activo en cuestión.

Este “death cross” retoma relevancia cuando se llega a observar en los índices de bolsas más representativas.

A continuación haremos un recuento de los diferentes mercados que han presentado esta formación a recientes fechas, y trataremos de medir su eficacia predictiva a lo largo de la historia.

Abrir mi Cuenta

El primero en marcar un “death cross” en esta segunda mitad del 2015 fue el Índice FTSE100 del mercado británico el día 31 de julio, a la fecha acumula una minusvalía de 9.3 por ciento. Del año 2000 a la fecha el FTSE ha presentado este cruce en 12 ocasiones, y de 2010 la fecha el único año sin mostrarlo ha sido 2013.

El siguiente fue el Índice Industrial Dow Jones el día 11 de agosto, cabe destacar que dentro de los índices que analizamos el DOW es el que ha presentado en más ocasiones la “death cross” con un total de 17 del año 2000 a la fecha.

Ahora analizaremos estos 17 casos para determinar su efectividad predictiva. A 20 días de estos cruces el índice Dow ha promediado una minusvalía de 1.1 por ciento con rendimientos negativos el 56.2 por ciento de las veces. Si extendemos este período a 50 días, el índice ha promediado un retorno positivo de 2.4 por ciento con observaciones negativas tan solo el 23.5 por ciento de las veces.

De aquí podemos concluir que si bien un death cross pudiera anticipar ajustes en el corto plazo, no se puede considerar un factor contundente. Solo en tres ocasiones de las 17 observaciones se han presentado ajustes superiores al 20 por ciento.

Lo cierto es que estos movimientos suelen estar muy presentes en el radar de los inversionistas y bien vale la pena prepararse para entornos volátiles.

El S&P 500 mostró un “death cross” el pasado 28 de agosto, y a la fecha acumula un ajuste de 3.4 por ciento.

Otros índices que han visto este cruce a recientes fechas son el Bovespa en Brasil el 14 de agosto, el Han Seng de Hong Kong el 24 de agosto, el IBEX en España el 2 de septiembre y el DAX en Alemania el pasado viernes.

Por otra parte, a pesar de la volatilidad observada, el Nasdaq Composite se ha resistido al igual que el mismo Shanghai Composite en China y el propio IPC en México.

Te recomendamos Al mercado, a veces, no les gustan los lunes - El Financiero, da clic aquí. 

 

 deathcross3-1

 

 

Escríbenos tu opinión:

Buscador

Mercados

* Esta información tiene 20 minutos de retraso.

Morning call